Siguiendo el camino hacia la Felicidad. Objetivos para el nuevo “curso”

Siguiendo el camino hacia la Felicidad. Objetivos para el nuevo “curso”

¿Que tal te ha ido el verano? ¿Como llevas tu camino hacia la felicidad?

 

 

La verdad, es que nosotros ya teníamos muchas ganas de volver a escribir para ti en nuestro Blog, y después del parón veraniego, te podemos asegurar que volvemos más comprometidos que nunca, con fuerzas renovadas, y nuevas ilusiones puestas en este proyecto.

 

Desde nuestro último Post, ha pasado algo más de un mes, y durante este tiempo hemos reflexionado largo y tendido acerca de nuestra vida, como fuimos y vivimos en el pasado, como somos ahora, pero sobretodo, hemos pensado en como queremos ser, como queremos que sea nuestra Felicidad, y cual será el camino que deberemos seguir para alcanzarla.

 

¡Qué difícil es saber cómo ser Feliz!

Y tu…¿Eres Feliz?

Si la respuesta es sí ¿por qué eres Feliz? 

 

No sé si eres de los que se atreve a contestar a esta pregunta, pero me sorprende lo bajo que es el porcentaje de personas capaces de contestarla. En realidad, todos tenemos tendencia a considerarnos Felices “de facto”, como si no tuviéramos el control de nuestras vidas, somos Felices porque sí, porque algún día alguien nos enseñó que viviendo de una determinada forma, debíamos serlo, sin embargo, nunca nos hemos parado a pensar si realmente nos llena nuestra forma de vivir, si nuestras vidas son experiencias increíbles, al menos un 90% de nuestro tiempo.

 

Es una pena, que una pregunta tan sencilla, y a la vez esencial para la Felicidad de cualquier persona, se haya convertido en algo tan difícil de responder. De hecho, conozco pocas personas que estarían dispuestas a responder con una sonrisa en la boca, a la vez que recuerdan esos pequeños momentos de su vida que les convierten en personas felices. Y es que parece que en los últimos años, nos hemos olvidado de que la Felicidad es eso, pequeños momentos que debemos disfrutar al máximo.

 

En cambio, tenemos tendencia a construir una vida socialmente aceptada, por nuestra familia, amigos, conocidos, una vida en la que nos sintamos valorados por lo que tenemos, más que por lo que somos en realidad. No importa si cada Lunes nos levantamos amargados, enfadados, hastiados de realizar un trabajo que nunca elegimos, no importa no disfrutar cada día de nuestra vida como si fuéramos a morir al día siguiente, porque eso nos permite construir la vida que socialmente se nos requiere, una hipoteca, dos coches, y tarjetas de crédito para fundir en el centro comercial.

 

He pensado mucho en esto durante el último año, y permíteme que te diga que no estoy dispuesto a vivir así. No sé si tu piensas lo mismo, pero yo quiero ser el dueño de mi vida, el único que la controle, y quien decida cual debe ser el camino hacia la Felicidad. No quiero pasar el resto de mi vida haciendo aquello que no me ilusiona.

 

Te propongo hacer una pequeña reflexión…

Como sabes, un año tiene como norma general 365 días, de los cuales unos 253 son laborales, y solo 104 pertenecen al fin de semana, por tanto, podríamos decir sin equivocarnos lo más mínimo que solo eres feliz un 28% de tu tiempo, algo menos teniendo en cuenta que el Domingo por la tarde ya sueles estar amargado pensando el la que se te viene encima el Lunes. Este 28% se podría ver reducir de forma importante si además durante el fin de semana tampoco eliges hacer aquello que te hace disfrutar, con lo que vivir tu vida se convierte casi en un suplicio.

 

 

¿No te parece increíble?

 

Somos capaces de vivir como si nada en una vida en la que no somos realmente Felices, sin replantearnos siquiera que cambiaríamos, cuales son nuestros sueños, o simplemente como nos gustaría que fuera nuestra vida. No nos damos cuenta de que nosotros somos lo únicos que con nuestras decisiones, con nuestras acciones, podemos marcar nuestro propio camino hacia la felicidad.

 

En mi caso hace ya más de un año que me hice a mi mismo la temida pregunta

¿Eres Feliz? me dije.

 

Lo peor fue la respuesta.

 

Mi vida personal no había pasado por sus mejores momentos recientemente, y en mi vida profesional descubrí que todo aquello por lo que había luchado los últimos 8 años no me llenaba, no me aportaba nada más que dinero, y un supuesto estatus social, que en realidad solo servía para tener sobre tu espalda la presión de mantenerte en un nivel de vida que ni siquiera te gustaba. A cambio, el precio que tenía que pagar era bastante alto, dejar que otros menos cualificados que yo tomarán decisiones de negocio por mi, fumar una cajetilla de tabaco al día, vivir a base de comida pre-cocinada, y pasar sentado 14 horas al día.

 

Te puedes imaginar como me encontraba, con menos de 30 años no podía subir unas escaleras sin cansarme, y las taquicardias se convirtieron en tónica habitual, en una vida, que de seguir así estaba destinada a terminar antes de lo que me hubiera gustado.

 

¿Como había llegado hasta aquí?

Muy sencillo, dejando que otros decidieran por mi

 

De modo que me prometí que algún día sería capaz de tener el control TOTAL de mi vida, elegir donde quiero estar, cuando, y lo más importante, hasta cuando; vivir cada día al máximo, con unos hábitos que me permitieran estar físicamente genial. Teniendo en cuenta de donde venía, te puedes imaginar que mis primeros objetivos fueron sencillos, dejar de fumar, mejorar mis hábitos alimenticios, reducir mi nivel de estrés y volver a practicar deporte de forma regular.

 

Dejar de fumar fue más fácil de lo que pensé en un primer momento, además de que ya lo había hecho otras veces, en esta ocasión mi mente estaba completamente comprometida con este objetivo.

 

En cuanto a la comida, empecé intentando comer algo menos, pero en realidad no me daba cuenta de que el problema eran los productos que comía, no la cantidad. Esto es algo que ya he solucionado hace solo algunos meses, cuando Raquel y yo empezamos a basar nuestra alimentación en productos BIO, ecológicos, o como los quieras llamar, lo que no es más que comer de la forma menos procesada posible.

 

Yo siempre había sido una persona muy deportista, pero hacía ya algunos años que el único deporte que estaba en mi vida es el que veía por la tele, y casi ni eso. Volver a empezar se me hizo muy cuesta arriba, por lo que decidí ponerme un reto, aprender a practicar un deporte que nunca hubiera hecho, y me decidí por el tenis, ya que aunque había jugado alguna vez, era muy rara la vez que metía la bola dentro de la pista, o incluso la vez que le daba. Aun sigo dando clases todos los Martes y Jueves.

 

Reducir el nivel de estrés iba a ser lo más complicado del asunto. En ese momento dirigía un Departamento de 11 personas en una compañía inmobiliaria, lo cual me gustaba, y dicen los que trabajaban conmigo, hacía bastante bien. Era la gente que tenía por encima la que quebraba mis nervios, la que no me dejaba actuar, la que amargaba mi vida. Estaba todo el día de los nervios, y no soportaba la idea de que me pudieran quitar mi puesto directivo, y creo que en realidad ese era el problema, una vez más el estatus. Afortunadamente, y tras mucho pensar, y no menos sufrimiento, les dije a mis jefes que no quería seguir dirigiendo nada en esas condiciones, podían quedarse el puesto, adjudicarlo al mejor postor, o regalarlo a quien buenamente quisieran, pero yo tenía otro objetivo más importante, ser feliz.

 

Ahora tengo a Raquel a mi lado, y estamos aquí pensando cuales serán nuestros objetivos para el año que viene, pues como ya os dijimos en nuestro eBook “Triunfa en tu camino hacia la Felicidad” es imposible ser feliz sin unos objetivos claramente definidos.

 

Como sabéis consideramos que nuestra Felicidad se basa en tres pilares fundamentales, Mindfulness, Eatness y Fitness, y dentro de ellos tratamos de mejorar nuestras vidas desarrollando aquello que pensamos que nos hará mejores, pero sobretodo que nos llevará a construir nuestro propio camino hacia la Felicidad.

 

Mindfulness

 

El Mindfulness se basa en la creencia de que cada día es único, en disfrutar del presente como si no existiera un futuro, en no dejar que nuestro pasado contamine el día que estamos viviendo hoy. La verdad que tanto a Raquel como a mi, nos parece una filosofía genial de vida, que hemos comprobado en nuestras propias carnes, y podemos decir que llena de positividad todo lo que hacemos. Al incluir el Mindfulness en nuestro camino hacia la Felicidad, hemos conseguido ser más eficientes, y estar más centrados en cada momento que estamos viviendo, si estamos corriendo, corremos, si estamos cocinando, cocinamos, y nos concentramos al máximo en ello, en lo que percibimos, en disfrutar del momento.

 

Objetivos curso 2015 – 2016

Enseñar lo que sabemos de Mindfulness a otras personas

Aumentar nuestros conocimientos asistiendo a cursos y talleres.

Meditar 6 días a la semana, al menos una vez.

 

 

Eatness

 

Comer bien se ha convertido en algo fundamental en nuestras vidas, nos da energía, nos permite abarcar muchas más actividades, pero sobretodo hace que nos sintamos mejor, ya que en realidad lo que hemos conseguido es mejorar considerablemente nuestra salud.  Estamos seguros que sin llevar a cabo una alimentación adecuada, es imposible que tu cuerpo rinda como es debido, es una cuestión de cubrir las necesidades de tu cuerpo para que este responda cuando lo necesites.

 

Objetivos curso 2015 – 2016

Comer de forma consciente.

Aumentar nuestros conocimientos asistiendo a cursos y talleres.

Cuidarnos desde dentro para que se perciba por fuera, y no al revés, pues es imposible.

 

 

Fitness

 

Hace mucho tiempo que ninguno de los dos hacíamos tanto deporte como el que estamos haciendo ahora, y la verdad que es una sensación genial. Cada vez que salimos a correr es un nuevo reto, cada clase de yoga, cada partido de tenis se convierten en una experiencia satisfactoria. La verdad que creemos que a día de hoy ni siquiera podríamos imaginar nuestras vidas sin practicar deporte, pues además de sentirnos mejor físicamente, también nos ha ayudado mucho a la hora de controlar nuestras emociones.

 

Objetivos curso 2015 – 2016

Correr 3 carreras solidarias.

Preparar una media maratón.

Mejorar nuestra práctica del yoga.

 

 

¿Cuales son tus objetivos para el nuevo curso? 

Cuéntanoslo comentando en la parte inferior del Blog.

Firma Jorge

 

 

 

 

 

 

 

 

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Jorge Juan Gomez Fernandez

Jorge Juan Gomez Fernandez

Como buen Aries, Jorge es enérgico y entusiasta, le encantan los retos, la sensación de libertad y las nuevas ideas. Se considera un emprendedor en continua búsqueda de la libertad financiera. Experto en estrategia empresarial y liderazgo, nadie mejor que el para ayudarte a que encuentres tus fortalezas, y las conviertas en un producto que puedas vender.