Consejos para ser feliz saliendo de tu zona de confort

Consejos para ser feliz saliendo de tu zona de confort

 

¿QUÉ ES LA ZONA DE CONFORT?

 

En nuestra opinión, la zona de confort es una de las peores enfermedades que hoy en día puedes encontrar en cualquier sociedad desarrollada. En estas sociedades, hay un orden preestablecido, que te dice que tienes que estar en ella, sin moverte, aunque para hacerlo tengas que pagar un precio tan alto como tirar tu vida a la basura, trabajando todos los días en algo que no te gusta, y sin cuidar tu salud lo más mínimo, porque ni siquiera tienes tiempo de pararte a pensar en lo que estas comiendo, o de salir a correr media hora al día.

 

La Zona de Confort, es el lugar donde nunca verás tus sueños cumplidos, porque en ella ni siquiera tienes sueños. Es el lugar donde todo tiene límites, aquellos que tú mismo te marcas cada día; donde siempre te encontrarás en el limbo de la Felicidad, porque estarás continuamente esperando algo que nunca llega. Cuando estás en dicha zona, las cosas nunca ocurren como tú quieres, pues no haces nada para agitar tu vida en busca de aquello que te gustaría conseguir; allí, solo vives arrastrado por la corriente social, que te hace creer que estás justo donde debes estar, pero poco a poco te vas dando cuenta de las cosas que dejaste pasar por mantenerte allí, en la dichosa Zona de Confort.

 

Seguro que nadie te ha contado nunca, que en realidad, tú y todos nosotros, estamos programados para no alcanzar nunca la Felicidad, pero sí para buscarla. Ten en cuenta, que en una humanidad plenamente feliz, nunca se hubiera inventado el fuego; porque el hombre era feliz comiendo crudo, y contrayendo enfermedades por ello; jamás se hubiera inventado la rueda, pues no hay mayor felicidad que arrastrar toneladas de piedras durante horas; qué decir de la máquina de vapor, ¿cómo se va a inventar sin fuego?; y por supuesto, para que queremos la medicina si somos felices con una esperanza de vida de 30 años.

 

Siempre que el ser humano avanzó, lo hizo gracias a alguien que dejo atrás su zona de confort, y vio una oportunidad, allí donde otros solo veían locura. En algunos casos, como el de Galileo Galilei, arriesgaron incluso su vida, solo por asegurar que la Tierra era redonda. Otros invirtieron todo lo que tenían, como Edison en su ímpetu por inventar la bombilla. Y algunos, como Steve Jobs, dieron su vida, con el objetivo de crear la compañía tecnológica más valorada del mundo.

 

Nosotros, a todos ellos, les admiramos.

 

Les admiramos por darnos la opción de vivir mejor cada día, pero sobre todo, por la forma en la que vivieron. Admiramos a todo aquel que algún día fue fiel a sus principios, y salió de su zona de confort con el objetivo de cumplir sus sueños, de ser mejor persona, de buscar su propia felicidad, desoyendo lo que dicen los demás, aun a riesgo de ser considerado raro, o aun peor, poniendo en riesgo sus propias vidas.

 

Ninguno de ellos era diferente a ti o a nosotros, nunca alcanzaron la Felicidad. Sin embargo, disfrutaron como nadie buscándola, cada minuto de sus caminos en pos de la Felicidad fue pleno, e hicieron a cada momento, aquello que creyeron que debían hacer, disfrutando de lo que eran, y sobre todo de su forma de vida fuera de la Zona de Confort.

 

Esa es la verdadera Felicidad.

 

 

 

NUESTRA ZONA DE CONFORT

 

Si leíste nuestro primer post, No estás loco por querer cambiar tu vida, ya conoces nuestros orígenes “perfectos”, y te podrás imaginar, que apenas hace cuatro años, cualquier cambio en nuestra vida, suponía un auténtico trauma, y lo que es peor, un motivo de infelicidad absoluta.

 

Con estos antecedentes, estarás de acuerdo con nosotros, en que nadie habría apostado ni un euro por nuestra salida de la Zona de Confort. Pues se equivocaban.

 

Como comentábamos antes, para nosotros esta zona es como una enfermedad, que va apoderándose poco a poco de todas las facetas de tu vida, tanto de lo estrictamente profesional, como de lo personal, y nuestra experiencia nos ha enseñado que no hay nada peor para el desarrollo de uno mismo, que moverse continuamente dentro de tanta comodidad.

 

En nuestro caso, éramos unos auténticos amantes de nuestra Zona de Confort.

 

Como ya sabes, hasta hace poco, ambos trabajábamos en la Caja de Ahorros de nuestra ciudad, el trabajo “soñado” por cualquiera, sobre todo por nuestros padres. A decir verdad, nuestra labor en la oficina bancaria era relativamente sencilla, algo que se podía aprender fácilmente con un poco de predisposición. Además, perder tu trabajo era casi imposible, y nadie te molestaba mientras siguieras las reglas preestablecidas, que básicamente consistían en decir siempre SÍ a todo lo que cualquier jefe te dijera, sin importar lo que fuera. Así que era fácil, decías a todo que sí, y ellos te dejaban estar en tu zona de confort, con tu trabajo cómodo.

 

Los dos vivíamos cómodamente en esta situación, sin más exigencias que levantarte por la mañana, fumarte dos o tres cigarros antes de entrar a trabajar, hacer tu jornada e irte “felizmente” a no hacer nada productivo durante lo que quedaba de día, aunque solo fueran unas horas.

 

En nuestra vida personal, todo eran comodidades. Vivíamos en una casa relativamente cara, en una buena zona de Madrid, y a decir verdad, no nos faltaba el dinero para gastar en nosotros mismos. Nuestros amigos, los de toda la vida; y nuestros padres, a menos de 10 minutos en coche, para recurrir a ellos ante el más mínimo problema que pudiéramos tener.

 

En aquella época, estábamos encantados de habernos conocido, nos pensábamos que éramos realmente cojonudos, únicos en nuestra especie, mejores que algunos sin tanta suerte; pero lo peor de todo, es que ingenuamente pensábamos, que vivíamos así porque lo habíamos elegido, y porque además nos lo merecíamos.

 

Pero en realidad solo éramos dos personas más en el limbo de la Zona de Confort, sin más inquietudes que vivir una vida lineal, cargada de bienes materiales, que solo servían para sustituir nuestros propios sueños.

 

 

  

¿COMO SALIMOS NOSOTROS DE NUESTRA ZONA DE CONFORT?

 

Uno de nuestros principales principios cuando creamos Consultores de Felicidad, fue el de ser completamente sinceros con nuestros lectores, de modo, que debemos empezar diciéndote, que ni siquiera nosotros nos encontramos totalmente fuera de nuestra zona de confort, si bien es cierto, que hemos roto barreras muy importantes para nosotros, lo que nos ha permitido dar nuestros primeros pasos fuera de dicha zona.

 

 

VIDA PERSONAL

 

Aunque algunos de vosotros podáis pensar que es una gilipollez, la barrera geográfica es muy importante para mucha gente, y también lo era para nosotros. Siempre habíamos tenido miedo de dejar atrás todo lo que nos rodeaba, familia, amigos y entorno en general. Miedo a que nuestras vidas no encajaran en otro lugar, y de no encontrar nuestro espacio fuera de nuestro pequeño “Neverland” en Madrid. Este miedo, unido a nuestra poca predisposición a abandonar la zona de confort, convirtieron los dos primeros años fuera de nuestra ciudad, en un auténtico infierno para nosotros, incapaces de salir de una dinámica de negatividad, en la que nosotros mismos nos metimos, regodeándonos en nuestra propia tristeza por dejar atrás ciertos aspectos de nuestras vidas, que en ese momento pensábamos que la llenaban.

 

Poco a poco, y gracias a nuestro apoyo mutuo, fuimos construyendo una nueva vida, y saliendo de nuestra la Zona, en lo que a vida personal se refiere. Lo primero que hicimos fue reducir considerablemente nuestras visitas a Madrid, primero solo íbamos dos veces al mes, más tarde una vez, y hoy, mientras que escribo este Post, me doy cuenta que hace ya más de tres meses que no aparecemos por Neverland.

 

Esto, no solo nos ha servido para ver las cosas desde una perspectiva distinta, sino que además nos dimos cuenta de algunas cosas que nunca hubiéramos percibido, en caso de seguir viviendo una vida cómoda, sin cambios.

 

Los VERDADEROS amigos, siempre estarán ahí cuando los necesitas (aunque suene a topicazo) sin importar donde viva cada uno o cuanto tiempo pase sin que os veáis, la amistad no cambia, siempre permanece intacta, y no pierde nada de aquello que la hace tan especial; es como un tesoro, cuanto más tiempo pasa, más valor tiene.

 

No importa de dónde seas, ni donde estés viviendo en cada momento de tu vida; solo disfruta de cada nueva experiencia, de cada persona que conoces, de cada sitio que visitas. Allí donde estés, empápate de la cultura local, y disfruta de ella, si hay algo claro, es que nunca más tendrás la oportunidad revivir tu vida.

 

 

VIDA PROFESIONAL

 

A pesar del gran paso que dimos superando la barrera geográfica de la que hablábamos, y de haber dejado atrás muchos de nuestros miedos, todavía quedaba lo peor, eliminar la enfermedad del confort, de nuestras vidas profesionales.

 

Esto sí que está siendo complicado.

 

Y decimos “siendo”, porque todavía continuamos con este proceso, aunque cada día estamos más cerca de volar hacia el cumplimiento de nuestros propios sueños.

 

A decir verdad, nunca nos habíamos imaginado a nosotros mismos cruzando ciertas líneas en nuestra vida laboral. Pero en los últimos años nos hemos convertido en personas completamente distintas a lo que siempre habíamos sido, y todo por poner un pie fuera de la zona de confort.

 

Durante los dos últimos años, hemos estado intentando vivir exactamente como queremos hacerlo, haciendo lo posible para conocernos mejor a nosotros mismos, para aprovechar nuestras fortalezas, y  mejorar nuestras debilidades.

 

Por primera vez, anteponemos nuestros propios principios a cualquier otra cosa, y nuestros actos siempre son consecuentes con nuestras opiniones, diciendo siempre lo que pensamos con el máximo respeto posible. Además,  después de muchos años trabajando en algo que hemos terminado odiando, por fin hemos identificado nuestra pasión, ayudarte a ser más Feliz.

 

Haber elegido el camino que nos lleve a vivir nuestros propios sueños, no está siendo nada fácil, y estamos teniendo que sacrificar muchas “oportunidades”, tiempo y dinero.

 

En muchas empresas, tener una actitud sincera, no vende en absoluto; no puedes decir lo que piensas, aunque lo único que pretendas sea aportar algún aspecto de mejora; y de seguir tus propios principios, ni hablamos, si lo haces, te toman por un bicho raro que siempre está en contra de todo. Esto nos ha costado a ambos el supuesto status que teníamos en nuestras empresas, la pérdida de nuestra posición directiva, y por supuesto ver limitada nuestra carrera profesional a los antojos de unos y otros. A pesar todo ello, cada palabra pronunciada para expresar nuestra propia opinión sobre cualquier cosa, y ante cualquier persona, mereció la pena absolutamente.

 

Por otro lado, durante los últimos dos años, hemos decidido invertir en nuestra formación, aproximadamente el 60% del dinero que ganamos mensualmente, realizando cursos y volviendo a estudiar en la Universidad cosas que realmente nos interesan, y con las que creemos que podremos aportaros cosas útiles en cada Post. Seríamos unos hipócritas si estuviéramos aquí hablando de temas que no conocemos, de modo que si vamos a hablar de trabajo-emprendimiento, salud y bienestar, que menos que formarnos al máximo en cada disciplina.

 

Como consecuencia de este proceso formativo, nuestro tiempo libre se reduce prácticamente a cero, lo cual en ocasiones se hace muy duro. Menos mal que ambos estamos juntos en esto, y convencidos de que el camino que hemos elegido, es el correcto.

 

En definitiva, si hacemos balance, las “oportunidades” que se te ofrezcan en un trabajo que no te apasiona, nunca serán oportunidades; el dinero invertido en tu cabeza nadie te lo podrá quitar jamás; y el tiempo y esfuerzo que dediques hoy en tu formación, se verá reflejado en tus fortalezas de mañana.

 

Todo esto nos indica que vamos en buena dirección.

 

 

 

¿QUÉ CONSEJOS PODEMOS DARTE PARA SALIR DE TU ZONA DE CONFORT?

 

UN CAMBIO SIEMPRE ES UNA OPORTUNIDAD DE MEJORA

No hagas como nosotros, y desperdicies los primeros años adaptándote a un cambio. Nunca borres de tu mente que cualquier cambio en tu vida es una oportunidad de mejora, de sobreponerte a las dificultades que surjan, de convertirte en alguien más sabio, que acumula más experiencias.

Si no estás acostumbrado tener demasiados cambios en tu vida, al principio te costará un poco adaptarte a ellos, pero créenos, cuando te hayas sobrepuesto a varios, serás tú mismo el que los provoques, pues ya serás consciente de lo mucho que te aportan.

 

CONFÍA EN TUS POSIBILIDADES

Tú eres el mejor embajador de ti mismo, nunca dejes de confiar en todo lo que puedes hacer sirviéndote de tu cuerpo, y sobre todo de tu mente.

Confiando en ti mismo y con un poco de insistencia, podrás conseguir TODO aquello que te propongas, no importa tu edad, no importa lo que sea que quieras conseguir, solo confía en que lo lograrás, y actúa en consecuencia.

 

PERSIGUE TUS SUEÑOS

Nunca, pase lo que pase dejes que nadie te haga dejar de soñar. Como veíamos al principio de este Post, soñar es lo que nos mantiene a todos en el camino de la Felicidad, por lo tanto, sin sueños, estás condenado a vivir en el limbo de la zona de confort.

En primer lugar piensa, cuáles son tus sueños, no importan lo grande que sean si estás realmente dispuesto a conseguirlo, pero ten en cuenta que el esfuerzo que deberás hacer por el camino, es proporcional al tamaño de tus sueños.

Vete avanzando poco a poco en el camino hacia tus sueños fijándote pequeños objetivos, ir cumpliendo pequeños retos te animarán a continuar hacia tu objetivo final , a cumplir tus sueños.

Nunca dejes de intentarlo, lo conseguirás.

 

NO ESCUCHES LOS CONSEJOS QUE NO HAYAS PEDIDO

En tu camino a la Felicidad, no hay nada peor que los consejos que te da alguien, al que nunca se los has pedido. Sabemos que esto puede sonar un poco brusco, pero nuestra propia experiencia nos dice que es completamente real.

En general, a todo el mundo le encanta dar consejos a los demás, sin embargo rara vez aplican a su propia vida los consejos que te están dando a ti, y encima ni siquiera les has pedido opinión. No olvides nunca, que los consejos que no has pedido, solo pueden aportar más confusión a tu proceso de salida de la zona de confort.

Nadie mejor que tú para saber, cuando, y a quien pedir consejo.

 

APRENDE SOBRE LO QUE QUIERAS, NO SOBRE LO QUE DEBAS

No cabe duda que en tu salida de la zona de confort, tendrás que continuar formándote como profesional. Para nosotros, este proceso de formación te aportará una ventaja fundamental, reforzará la confianza en ti mismo a medida que vayas avanzando en los diferentes procesos de formación que realices, lo que te ayudará a continuar avanzando en el camino hacia tu propia Felicidad.

No obstante, elige siempre formarte en aquello que realmente te guste, no en lo que debas, es decir, olvida el tópico de “tiene más salidas”. Cuando tenía 20 años, Steve Jobs realizó un curso de Caligrafía Tradicional, algo que parecía no servir para nada. Posteriormente, Jobs se inspiró en lo aprendido en este curso, para crear las fuentes de escritura en Mac.

Nada sobre lo que aprendas algo, caerá nunca en saco roto.

 

Solo nos queda animarte a que continúes buscando tu propia Felicidad, y sobre todo, a que disfrutes enormemente por el camino.

 

Firma Jorge

Firma Raquel

 

 

¿Qué opinas del Post?

¿Hay algo con lo que no estés de acuerdo?

¿Algo que te haya gustado especialmente?

 

Anímate a dejar tus comentarios, solo te llevará un minuto, y para nosotros sería de gran ayuda, ya que los comentarios de nuestros lectores nos ayudan a dar una mayor difusión a nuestro Blog.

 

 

 

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Consultores de Felicidad

Consultores de Felicidad

Consultores de Felicidad nace de la necesidad de transmitir nuestras propias experiencias para ayudar a más personas a que sean realmente Felices con sus vidas.
¿Cómo puedes ser más Feliz? Somos especialistas en hacer fácil los cambios más difíciles, expertos en enseñarte que el camino a la Felicidad está más cerca de lo que jamás hubieras soñado.